+ RELIGIOSAS DE MARÍA REPARADORA (6 mártires)



- Madre María de San Aquilino (Juana Sobrino Álvarez)

La Madre María de San Aquilino pertenecía a una familia de buena posición de Madrid, pero renunció a su privilegiada situación para hacerse Religiosa a pesar de la oposición familiar. Al estallar la Guerra, las Religiosas tuvieron que abandonar su convento y Madre María de San Aquilino se refugió en un piso de la calle de Velázquez. Arrestada, fue asesinada por milicianos anarquistas de la FAI el 19 de agosto de 1936. Le destrozaron su cabeza con balas explosivas. Fue enterrada en el cementerio del Este, habiendo sido encontrado su cadáver en los mataderos nuevos de la carretera de Andalucía. Los anarquistas criminales le robaron su anillo de profesión y su rosario.

Cinco Religiosas de María Reparadora de la Comunidad de San Gervasio (Barcelona) fueron martirizadas poco después de estallar la Guerra:

- Madre María de San Felipe Neri (Asunción Delgado Ordóñez)
- Madre María de Virgo Fidelis (María Teresa González del Valle)
- Hna. María de San Daniel (Filomena Casals)
- Hna. María de Santa Emilia (Victoria Molinuevo Barrón)
- Hna. María de San Cristóbal (Cirila Luzo)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy interesante conocer la valentía de estas religiosas, ojala en este timpo haya muchas que sigandando su vida por compartir la fe y el amor de Dios alos demás.

juan bautista isona valles dijo...

Las reparadoras de Barcelona fueron asesinadas en 2 grupos: el 26 fue asesinada la M. Maria de San Cristóbal (Cirila Luzo) junto con 2 señoras ancianas y un sacerdote, capellán del convento. entre insultos y a empujones los hicieron subir a un coche. Llevados a la Arrabassada fueron asesinados a tiros. Llevados al Hospital fueron reconocidos y fotografiados los cadáveres y enterrados en una fosa común.
Las otras cuatro las MM. María del Virgo Fidelis (Mª Teresa González del Valle, Maria de San Felipe Neri (Asunción Delgado Ordóñez) y las HH María de San Daniel (Filomena Casals Fuentevalla) y Maria de santa Emelia fueron detenidas en una torre (chalet) cerca del convento y llevadas a fusilar a la Arrabassada, salvandose providencialmente otra seligiosa reparadora de nacionalidad mexicana. Unas fuentes aseguran que fueron asesinadas el 26 de julio y otras que lo fueron el 29